Cinco recomendaciones para las Empresas en la Migración a la Nube

En un mundo tecnológico en constante evolución, la migración a la nube se ha convertido en un apoyo esencial para las empresas, un proceso fundamental para la eficiencia y transformación digital. Los avances tecnológicos que se han logrado en Latinoamérica ya permiten que herramientas como la nube pública puedan consolidarse. Sin embargo, aún existen algunos retos para que el país pueda aprovechar al máximo esta herramienta en la próxima década.

De acuerdo con un estudio elaborado por la Facultad de Ingeniería y Telecomunicaciones de la Universidad Santo Tomás, más del 70% de las empresas ya han migrado cargas a nubes públicas beneficiándose con la flexibilidad de las implementaciones en estos ambientes y de esta manera reducir tiempos de despliegue.

Según Juan José Calderón, director de Data Centers y Cloud de Cirion Technologies para la región Andina, actualmente ha cobrado gran relevancia el concepto de nube híbrida. “Las empresas que operan una nube híbrida necesitan un panel centralizado para supervisar toda la actividad de sus entornos y que les permita tanto identificar las amenazas como responder a ellas con mayor rapidez”, aseguró.

Debido a este tránsito a la incorporación de la nube en las empresas, Calderón presenta cinco recomendaciones para una adopción exitosa de este servicio:

  1. Contar con una planificación estratégica: Es clave entender cómo la nube resuelve las necesidades de la empresa. Un buen manejo de la información no solo brinda seguridad y garantiza la confianza de los clientes, sino que permite que las empresas se blinden en términos legales y eviten daños reputacionales. Hacer una planificación de lo que se migrará y estar alineados con la visión a largo plazo de la compañía, crea perspectivas de transformación y seguridad en los datos.
  2. Selección de proveedor de servicios Cloud: Las empresas deben investigar y comparar las diferentes opciones, considerando factores de seguridad, soporte, costo y consumo. Tener en cuenta los beneficios de los diferentes tipos de nube según las características de cada organización será fundamental para aprovecharlos al máximo.
  3. Seguridad de la nube: Es una prioridad esencial implementar medidas sólidas de seguridad y mirar los tipos de respuesta en las nubes, considerando las nubes cercanas y lejanas para el servicio puntual que se ejecutará en la empresa. Además, implementar medidas de autenticación, cifrado de datos y políticas de acceso adecuadas.
  4. Optimización de recursos: El monitoreo de los recursos utilizados para poder evitar gastos y sobrecostos innecesarios es clave. Tener prácticas financieras para no gastar más de lo que se tenga previsto y utilizar analítica de datos para saber los patrones de consumo permitirá tener procesos más eficaces.
  5. Capacitación y adopción de la nube: Es importante asegurarse que el equipo de la compañía esté bien capacitado en las herramientas y procesos relacionados con la nube. Por eso, se debe fomentar una cultura de adaptación y adopción en las diferentes áreas involucradas.

Cómo elegir un sistema adecuado en la transformación a la nube

El mejor esquema de cara a la adopción de nube sería uno entrelazado que permita utilizar la nube más eficiente debido a su cercanía con el cliente y su seguridad. Precisamente estos esquemas de nube híbrida son los que llaman más la atención en las compañías.

La seguridad en la nube híbrida consiste en el proceso polifacético de proteger la infraestructura, los datos y las aplicaciones a través de varios entornos de TI, incluidas nubes privadas, nubes públicas y hardware local. Esta metodología compleja protege frente a ciberataques e intrusos maliciosos, y a menudo se gestiona a través de empresas y proveedores externos.

Según Calderón, “Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de hablar de seguridad en el mundo digital es que no existe seguridad completa. Por eso, debemos enfocarnos en reducir los riesgos. Por ejemplo, en el sector automotriz los carros pueden tener miles de seguros y prevenciones, pero si el usuario no utiliza el cinturón adecuadamente, representa un riesgo. Así sucede con la seguridad en la red, se deben tomar las precauciones necesarias sin importar lo básicas que sean para proteger la información”.

El uso de estas recomendaciones puede garantizar una transición exitosa a la nube, mejorando la agilidad y competitividad en el mercado actual. La migración de la nube es significativa para dar un paso al futuro y la seguridad informática, puntualizó Calderón.