Se trata de la primera fintech boliviana que digitaliza asociaciones y clubes informales de ahorro colaborativo (ROSCA) mejor conocidos en Bolivia como Pasanakus. La startup ha conseguido un capital pre-semilla de 180.000 dólares que le permite pensar en la expansión de la aplicación en el país y el inicio de operaciones en territorio peruano.

“Esta idea nació hace más de dos años cuando dos de mis socios empezaron a ver cómo podrían mejorar el tema de la inclusión financiera en Bolivia”, contaba a Tecnopymes Yara Lewensztain, Co-Founder de Pasanaq. “Se dieron cuenta que la gente sí sabía ahorrar, pero había una gran brecha entre ahorrar y poder entrar al sistema financiero formal. La gran mayoría se financia o ahorra a través de una herramienta que en Bolivia le llamamos Pasanaku”. 

Hay gente que viene hace años usando esta herramienta, que horra muchísimo dinero o financia sus proyectos a través de la misma. Entonces, decía la vocera, “era una oportunidad para darle visibilidad a todo el movimiento que se está creando y que es totalmente invisible para el sistema financiero formal. Es interesante que algo que se viene haciendo hace miles de años, no tiene foco o no se usa para dar microcréditos, productos, cuando hay personas que ahorran muchísimo dinero”.

Así nació PasanaQ, una aplicación disponible para Android y iOS que se ha venido desarrollando en los últimos dos años. “La idea es que el usuario descargue esta plataforma y pueda gestionar todos sus grupos de Pasanaku a través de la misma. Hemos venido estudiando bastante tiempo al usuario de pasanaku y hemos descubierto que mucha gente usa esta herramienta. Sabemos que es difícil hacerle seguimiento a todos los pagos entonces lo que nosotros tratamos es de aliviar este dolor con esta app móvil”. 

Según explicaba la fundadora, “no se tarda ni un minuto en crear el perfil y otro minuto en crear tu grupo. Se puede crear un grupo con dos personas hasta con el número que se quiera, se puede jugar cada dos semanas, cada mes o el periodo que se quiera, incluso tenemos una actualización que te permite hacer pasanaku con bolivianos, en dólares o soles en Perú. Son muchas las funcionalidades que hemos ido añadiendo para hacer práctica toda esta gestión del PasanaQ”. 

Además de eso, el fin de la empresa es ir creando perfiles crediticios alternativos al sistema financiero formal para luego poder dar muchas oportunidades al usuario, como el modelo buy now pay later, microcréditos y muchas más. “En esto de averiguar cómo es el usuario, descubrimos en qué gasta el dinero que ellos obtienen”, detallaba Lewensztain. “Vimos que muchos gastan en viajes, en pagar la colegiatura de sus hijos, en comprar útiles, en Navidad. Para acompañar todo esto que el usuario hace, tenemos casi 10 comercios asociados y estamos trabajando en esa cantidad crezca para que el usuario pueda acceder a más descuentos. Ya vamos un mes en el mercado y tenemos 2 mil usuarios. La idea es llegar a 10 mil hasta fin de año para empezar a crear todos estos perfiles crediticios y ofrecer beneficios en el mediano plazo”.

 El perfil de usuario

El 95% de las personas en Bolivia sabe qué es Pasanaku, han escuchado, han participado o tienen a la mamá que participa. “Las personas de clase social media-alta lo usan bastante para poder reunirse nuevamente con sus amigos del colegio, de la universidad, tiene un peso social en las personas. En la clase media y media-baja es una herramienta de ahorro y financiamiento”, explicaba la fundadora de la aplicación. “En nuestro caso, en este momento, estamos enfocados en las personas que ahorran y se financian a través de esta herramienta. Y tiene bastante relevancia el tema de género, hay muchas más mujeres que juegan pasanaku. Si me preguntas cuál es nuestro target ahora, estamos enfocados en mujeres entre 25 y 45 años que aportan al hogar con algún tipo de dinero, que son madres de familia y queremos apoyar y llevar inclusión financiera especialmente a este sector”, detallaba la vocera.

Los planes a futuro

Hace cuatro meses la startup abrió su ronda pre-semilla. “Habíamos desarrollado ya un MPV de nuestra aplicación y teníamos un equipo pequeño. Creímos que era el momento para lanzarlo al mercado y empezar a crecer en usuarios”, explicaba Lewensztain. 

“Para eso, necesitábamos recursos humanos y dinero. Abrimos nuestra ronda desde mayo y nos dedicamos constantemente a buscar inversionistas. Hemos hablado con muchísimos. Como en todo proceso de inversión, algunos estaban encantados con la idea y algunos no tanto. En este proceso se fueron sumando bastantes inversionistas ángeles, tenemos 9 en total, algunos de Bolivia, otros de Perú, Paraguay, México y Colombia. Son personas que creyeron y se enamoraron del proyecto y la mayoría son adviser nuestros que nos ayudan cuando tenemos un problema en específico”

A su vez, PasanaQ llegó a dos fondos de inversión de Estados Unidos. “Uno de ellos es la primera vez que invierte en Bolivia y el otro la primera vez que lo hace en Latinoamérica”, contaba. “Fueron tres meses bastante intensos de buscar inversión, pero estábamos super confiados en el proyecto. Somos la única startup en Latinoamérica que quiere dar luz a todo este movimiento de dinero. El 8% de las personas en países en vías de desarrollo utiliza esta herramienta, significa 20 millones a nivel Latinoamérica y 500 millones a nivel mundial. Es bastante dinero el que se está moviendo y es una oportunidad de negocio. Así logramos levantar estos 180 mil dólares”. 

Esta inversión les permite crecer en equipo y dar visibilidad a Pasanaq en Bolivia y Perú. “Hicimos crecer el equipo de marketing para comunicar todo lo que estamos haciendo y atraer más usuarios, hicimos crecer también el equipo de desarrollo para seguir mejorando y tenemos una persona de comercial que nos ayuda a sumar alianzas y comercios para darle beneficios a los usuarios”, compartía la ejecutiva. “Además, nos va a permitir tener un año de runway hasta que podamos levantar o abrir nuestra próxima ronda de inversión”.

“Este año queremos enfocarnos en Bolivia y Perú, y también estamos iniciando operaciones en Nigeria. La idea es que estos 180 mil dólares nos permitan posicionarnos y tener nuestras operaciones al 100% en estos 3 países, y que una siguiente ronda de inversión que se va a abrir en marzo y tendría que correr hasta julio, nos va a permitir crecer en los mercados de Colombia y México que son los siguientes donde las roscas son muy comunes y de los más grandes de latinoamérica”.

Para concluir, Lewensztain remarcaba: “La idea general de PasanaQ es digitalizar las roscas y darle visibilidad a toda esta información y movimiento de dinero que se genera en el sistema financiero informal y tratar de generar inclusión financiera, no forzada, sino acompañada del arraigo cultural que tienen las roscas en cada país. Sabemos que es algo muy tradicional y no queremos digitalizar a todas las personas, ni que los pagos sean por internet, ni nada por el estilo, incluso tenemos totalmente abierta la opción de efectivo. Nuestro foco es acompañar a todas esas personas y poder darles más beneficios”.