Gobierno confirma la quita de los aranceles en PCs importadas

La eliminación del 35% de arancel en la importación, se dio a conocer mediante el Decreto 117 publicado en el Boletín Oficial.

El Gobierno confirmó la eliminación del arancel del 35% para la importación de notebooks, tablets y PCs, que empezará a regir desde el 1 de abril; mientras que el del 12% promedio que regía para el ingreso de componentes para producir equipos en el país quedará sin efecto desde el 21 de febrero.

Como destacó Telam, esta eliminación del arancel del 35% aplica a las computadoras terminadas, notebooks, AIOs y PCs de escritorio, mientras que, en el caso de partes de PCs, llega a accesorios de informática (impresoras, plotters, digitalizadoras), de telecomunicaciones, y otros bienes tecnológicos (servidores, partes de LEDs).

Además, la modificación del esquema arancelario para estos productos “redundará en la disminución de los costos de fabricación de diversos aparatos y equipos electrónicos, mejorando las condiciones de competitividad y productividad, y contribuyendo al aumento de la inversión productiva en el sector y de su disponibilidad en el mercado local”, según cita el Decreto.

La normativa se complementó con otras dos medidas: el lanzamiento de Ahora 18 en diciembre, para favorecer el consumo del stock de notebooks producidas localmente; y la inclusión de una cláusula en la licitación de Conectar Igualdad para 2017, que excluye los equipos importados en la compra de 450.000 netbooks por parte del ministerio de Educación.

En efecto, la eliminación del arancel de 12%, la cual incluye la importación de componentes, pretende mejorar la competitividad de las empresas que se presenten a la licitación de Conectar Igualdad. Además, se complementa con la oferta de los Bancos Públicos (Nación, Provincia y Ciudad) de planes para la adquisición de bienes durables, de hasta 50 cuotas a tasas de hasta 19% anual.

Este anuncio de la eliminación de los aranceles ya había sido adelantado por el ministerio de Producción en noviembre del año pasado, con el objetivo de reducir el precio y mejorar la calidad de notebooks y computadoras. El primer impacto de la medida en las empresas del sector fueron los 205 empleados despedidos de la fábrica de equipos Banghó, PC Arts.