CX mostró su línea de equipos desde su planta de producción

La firma argentina produce y comercializa PCs de escritorio y laptops para PYMES y hogares; y equipos móviles como tablets y smartphones.

CX abrió las puertas de sus dos plantas de producción y ensamblado de equipos en Argentina a la presa especializada; y anunció su nueva línea de móviles. Con una visita guiada por sus dos instalaciones, una en Barracas en donde producen su línea de memorias RAM (Memox, su propia marca), sintonizadores y motherboards; y otra en Lugano, en donde ensamblan de forma minuciosa cada parte, la firma mostró cómo fabrican desde PCs de escritorios y laptops, hasta móviles y tablets.

“Actualmente estamos en proceso de producción de laptops con procesadores i3 e i5, y con capacidades que van de los 4 a los 8 GB de RAM, y discos de 500 GB a 1 TB. También tenemos PCs de escritorio con procesadores i7”, mencionó Axel Márquez Miranda, CX Mánager.

 Axel Márquez Miranda, CX Mánager.
Axel Márquez Miranda, CX Mánager.

“Queremos penetrar también en el sector corporativo y llegar con productos específicos para ellos. Si bien los que tenemos en la actualidad sirven, buscamos adaptarlos y no entrar a competir en este nicho con los productos que son de consumo. También, en un futuro queremos incursionar en equipos más centrados a nicho gamer”, remarcó.

Como novedad, la firma presentó su nueva tableta CX 9006 con Android; su 2en1 con Windows 10 y el CX Phone con grandes diferenciales, y un diseño pensado y adaptado al consumidor actual. “Por ejemplo, en nuestros smartphones (CX 9500 de 4″ y 9501 de 5″), logramos mejorar el sistema de almacenamiento, de 8 GB, para que el usuario pueda contar con el espacio completo para guardar las apps. En un futuro iremos a los 16 GB para los móviles”, agregó Miranda.

La producción, un proceso minucioso y argentino

Producción de memorias RAM.
Producción de memorias RAM.

“En el 2012 introducimos una segunda línea de producción que es capar de fabricar motherboars mucho más complejas, para utilizarlos en una PC, una notebook, ultrabooks o en lo que sea”, habló sobre esto Marcelo Aloy, Gerente de Sucursal Buenos Aires de CX. 

Según el vocero, uno de los grandes proyectos realizados fue el de ‘Conectar Igualdad’. “Para ese proyecto desarrollamos los sintonizadores, las placas wi-fi, las memorias; usando también diseños estandarizados de otros fabricantes. En esa época, trabajando 7/24 armábamos 1700 mothers diarias”, aclaró Aloy.

Marcelo Aloy, Gerente de Sucursal Buenos Aires de CX.
Marcelo Aloy, Gerente de Sucursal Buenos Aires de CX.

En la actualidad, la firma está desarrollando entre 10.000 y 15.000 memorias RAM mensuales, tanto DIMM para PCs como SODIMM DDR3L de bajo consumo para notebooks. “Esto depende de la demanda y las necesidades del mercado”, dijo el vocero.  En un futuro, la firma también planea ir también hacia el segmento de las memorias DDR4.

En tanto a la producción de motherboards, sus equipos están preparados para fabricar 1700 unidades por día desde una de sus plantas productivas; para luego usarse en sus laptops. “Todo lo que producimos acá lleva una programación de punta a punta, para que luego el robot opere en el proceso de armado y producción”. “Nuestro personal fue capacitado con la intervención de los fabricantes con los que trabajamos; y cada empresa nos fue aportando conocimiento”, nos explicó Aloy.

Viendo como trabaja la firma en sus dos plantas, tanto en la de fabricación como en la de ensamblado, se puede considerar que utilizan una gran estrategia y un trabajo minucioso, similar a lo que se puede ver en plantas de China u otros países. La firma trabaja con estándares que van desde una pequeña configuración del robot para que haga la soldadura; hasta una toma fotográfica que realiza la misma máquina para ver cómo va quedando esa memoria RAM.

Así es el proceso de ensamblado de motherboards.
Así es el proceso de ensamblado de motherboards.

La parte de ensamblado y de pruebas, también tiene un trabajo minucioso por parte de la firma y de su personal. Por ejemplo, en su actual línea de producción de laptops, la compañía ensambla cada parte estandarizada, colocando desde el monitor, los cables y el motherboard; hasta cerrar el proceso con la colocación de las RAM y el HDD, para luego encender por primera vez el equipo y hacer las pruebas extremas para corroborar el correcto funcionamiento y su posterior embalaje.

En tanto a la demanda de equipos y la disponibilidad de partes, CX espera mejorar la situación para el 2016. Si bien la demanda fue alta, este último año, las trabas en las importaciones han generado retrasos de partes para la fabricación y ensamble.

“Hay veces que los girios quedaban trabados y eso nos atrasaba producción. Teníamos más demanda de lo que podíamos producir en casi todas las líneas”, remarcó Aloy. “Antes de las elecciones, hablamos con los dos partidos para ver cual era la posible política con respecto al tema de importaciones. Tenemos muchas ideas y proyectos; y vamos a ver como avanza todo con el nuevo gobierno”, finalizó.