iPad Pro, la tablet pensada para trabajar

Mostramos las cuatro características que muestran que la última apuesta móvil de Apple sirve para las tareas laborales.

Tratando de competir con las Surface de MicrosoftApple suma a su iPad Pro, anunciado en septiembre, a las tareas laborales diarias. Según varias características, se puede demostrar que los de Cupertino la han fabricado pensando en su productividad.

El concepto, por un lado, es el que hace cambiar la idea que no sólo es un equipo para consumir contenido, sino que lo es para crear. Por eso, suman una pantalla que crece hasta las 12,9 pulgadas; lo cual permite sumar apps específicas; junto a la posibilidad de sumar teclado físico y un lápiz óptico, siendo un producto híbrido con aires a una portátil. Por su puesto, la resolución de la pantalla es alta, con 2.732×2.048 y 264ppp.

La potencia y especificaciones, el segundo punto para trabajar. El iPad Pro viene con un potente chip A9X, con arquitectura de 64-bits que, según Apple, dobla en potencia al A8. El nuevo modelo procesa con un rendimiento muy similar a una PC de escritorio; y viene acompañado de 2GB de RAM, 32GB o 128GB de almacenamiento; junto a una batería de 5.200 mAh. Esto lo hace ideal para trabajar con sistemas en la nube, apps ofimáticas y algunos apps de diseño.

El diseño se posiciona como el tercer punto destacable en esta nueva tablet. Las dimensiones del dispositivo son de 30,57 cm de alto por 22,06 cm de ancho, con un grosor que se mantiene en los 6,9 mm, similares a los del iPad Air. Este tamaño facilita el trabajo de procesionales, sumándose como una apuesta más que interesante.

Como último tópico, el precio se suma a sus beneficios. Si bien no sabemos su entrada a los países emergentes; es un equipo que saldrá a la venta a partir de 899 euros, para el modelo de 32GB con Wi-Fi; y a unos 1200 euros para la versión de 128GB, con Wi-Fi y red móvil.