Personal capacitado, recurso clave en una PYME

Ingemp Argentina dice que para obtener cierta ventaja competitiva en una PYME, se requiere de personal educado en las responsabilidades de su cargo, dentro y fuera del ambiente laboral.

En el ámbito empresarial actual, se ve cómo las PYMES verifican que los recursos humanos se posicionen como el activo más importante para mostrar ventajas competitivas en un plan de desarrollo. Tras esto, se requiere de un personal capacitado, educado en las responsabilidades de su cargo, para el ambiente dentro y fuera de su trabajo.

Según aclaró María José Rolando, gerente de RR.HH. de Villanova Hogar, cadena de retail regional del Alto Valle de Río Negro, contrataron a Ingemp para la capacitación de los mandos medios de la empresa. “Era un área que no se había capacitado nunca formalmente, muchos empleados que habían sido promovidos a los cargos de gerente de sucursal que, si bien siempre tuvieron el apoyo y acompañamiento de la empresa, nunca habían sido formados”.

Como demostraron, la consultora comercial y financiera elaboró un plan de trabajo de seis meses, que puso foco en Planificación, Organización y Metodología de trabajo de los gerentes de cada una de las 6 sucursales con las que cuenta Villanova Hogar. Carlos Cifuentes, gerente de Sucursal Center en General Roca, contó que, encerrado entre tanto número, balance, facturación y la obtención de metas de ventas, se suele perder de vista el aspecto humano. “Yo, particularmente, logré acercarme a mi grupo de trabajo, para conocer a sus familias, sus problemas y situaciones diarias. Eso generó un mejor clima de trabajo, y un mayor compromiso con el grupo, la sucursal y conmigo”, aseguró.

La propuesta de Ingemp está basada en una sólida formación, a través de la cual los empleados suman las herramientas necesarias para formular e implementar la más conveniente estrategia de negocios para la empresa. Gestión, toma de decisiones, habilidades personales y de negocios, entre otros valores importantes. “El trabajo realizado me permitió planificar las tareas de las sucursales, ordenarlas, diagramar; coordinar charlas individuales y grupales con el personal, y mejorar la performance de la sucursal”, aseguró Cifuentes.

“Sinceramente, fue un trabajo personalizado, que se adoptó a las necesidades de nuestra empresa y, principalmente, a las posibilidades de los gerentes de cada sucursal”, aseguró Rolando. “Nuestro recurso humano valoró muchísimo está capacitación, estaban comprometidos con la propuesta. Para la empresa es una inversión y para ellos un crecimiento personal”, concluyó.