Schneider Electric mejora la eficiencia en la carga de smartphones

Lanza sus cargadores portátiles de baterías de APC para teléfonos y tabletas con conector USB: M5 (5000mAh) y M10 (10,000mAh).

La movilidad se amplia eficazmente en la actualidad, a tal punto que los consumidores y trabajadores llevan sus smartphones y tablets durante todo el día y para todas las tareas, y requieren de energía extra para ellos. Ante esta apuesta, Schneider Electric presenta sus cargadores móviles, con una batería externa altamente eficiente que no necesita una red eléctrica para llevar a cabo la carga.

Estos dispositivos fueron diseñados por la firma pata todo tipo de smartphones y tablets, o cualquier dispositivo que pueda ser recargado mediante un cable USB. De esta forma, se presentan como altamente eficientes para abastecer a los usuarios de energía extra, ya que, la mayoría de los equipos móviles, suelen quedarse sin batería al usar servicios de GPS, conectividad de red de datos, filmaciones, o cargas pesadas de trabajo en el entorno laboral con la tendencia del BYOD.

Parte trasera del cargador APC móvil.
Parte trasera del cargador APC móvil.

“A veces necesitamos baterías más duraderas en el trabajo, en casa o durante nuestros viajes. La batería móvil de APC se ha diseñado para asegurar que podemos utilizar las aplicaciones que necesitamos cuando las necesitamos y esto significa ser capaces de descargar documentos y correos, tuitear, acceder a las cuenta de juegos o colgar fotos y videos en un concierto. Disponer del pack de baterías significa no tener que estar pendiente del indicador de batería porque tu dispositivo tiene una pantalla de alta resolución”, explica al respecto Javier A Correa, Manager de Distribución en la unidad de negocios de IT deal firma.

Estos cargadores portátiles vienen en dos tamaños: M5 (5000mAh) y M10 (10,000mAh). El más pequeño, M5BK pesa 136 gramos y mide 108 mm x 65 mm x 15 mm, almacenando la energía suficiente para cargar un teléfono móvil dos veces. Por otro lado, el M10BK pesa 243 gramos y mide 147mm x 89 mm x 14mm y proporciona la energía suficiente para cargar una vez una tablet o en cuatro ocasiones un smartphone. El tiempo de carga suele ser de 4 horas (M5BK) o 8 horas (M10BK).

Ambos dispositivos están fabricados con baterías de polímero de litio; y, en su estructura, poseen dos conexiones de salida USB y un indicador de capacidad de batería de 4 LED. Una pantalla LED muestra la carga restante de la unidad, mientras que el botón de encendido/apagado asegura que la batería no se descargue involuntariamente cuando el equipo no está en uso.

Estos equipos ya están disponibles en tiendas minoristas.

Fuente: Comunicado de Schneider Electric.