Llegó Windows 10: Diez razones para migrar el sistema en una empresa

El nuevo sistema de Microsoft llega de forma oficial a varios países; y permite la actualización gratuita para los poseedores de Windows 7, 8 y 8.1 genuino. Dejamos las diez razones para pensar en una próspera migración del sistema dentro del área empresarial.

Luego de varias versiones de pruebas mediante el programa de Microsof Insider, llega de manera oficial la versión completa de Windows 10 con siete ediciones: Home, Pro, Mobile, Mobile Enterprise, Enterprise, Education y Windows 10 IoT Core. Lo más importante que destaca el nuevo sistema, especialmente para el uso en hogares y en pequeñas y medianas empresas, es su fácil actualización, integración con equipos móviles y diversidad de aplicaciones nativas; sumando seguridad y colaboración.

Tal como aseguró la firma con sede en Redmond, este 29 de julio es el día clave para actualizar todos los equipos. Los usuarios que tengan Windows 7, 8 u 8.1, podrán hacerlo de forma gratuita, y tienen un año para realizar este proceso. Por otro lado, si en el transcurso de un mes el usuario no está conforme con el cambio de sistema, es posible retornar a las versiones anteriores.

Botón inicio con programas y apps: La novedad más importante en Windows 10 es la re-incorporación del ‘Clásico Botón de Inicio’. Todos los usuarios que se habían acostumbrado a éste en Windows 7, lo volverán a tener, y estará integrado con programas y aplicaciones similares a Windows 8. Por supuesto, será más ordenado e interactivo que en las versiones anteriores.

Suite ofimática: Todas las versiones de Windows cuentan con los tres sistemas ofimáticos (Word, Excel y PowePoint) integrados en la tienda de aplicaciones, y gratuitos para los usuarios que se suscriban a Office 365.

Menú Inicio con programas y aplicaciones.
Menú Inicio con programas y aplicaciones.

Colaboración integrada: Skype se encuentra integrado de forma predeterminada en Windows 10, con una aplicación similar a la versión móvil del mismo. A su vez ofrece un modo de configuración para responder mensajes desde el nuevo centro de notificaciones de Windows; y contará con una versión destinada para empresas, Skype for Business. Además, tendrá un nuevo calendario y una renovada aplicación de Outlook para la gestión de correos electrónicos.

Microsoft Edge, adiós al Internet Explorer: Edge, el nuevo navegador, es parte Windows  10 y pretende ser el competidor directo de Firefox y Chrome. Lo más importante del sistema es su bajo consumo de memoria RAM; y la particularidad de contar con un modo de anotaciones para los sitios web. Se podrá resaltar y destacar con colores, o hacer notas al margen para compartirías mediante OneNote o correo electrónico.

 

Microsoft Edge con modo anotaciones.
Microsoft Edge con modo anotaciones.

Cortana: El asistente de voz de Microsoft acortará los tiempos de búsquedas en las empresas. Si bien en un principio se irá activando por diferentes regiones, una vez completo y funcionando permitirá gestionar búsquedas interactivas e inteligentes; y realizar acciones directamente mediante el comando de voz, similar a Siri de Apple.

Movilidad y nube: Es una de las razones por la cual los de Redmond hicieron un sistema mejorado e interactivo. Windows 10 es similar en móviles y en equipos de escritorios; y permite en ambos, realizar una colaboración en la nube de OneDrive. Además de ser un sistema de almacenamiento, logra integrar otras nubes de terceros; o funcionar en conjunto con Microsoft Groove para la parte musical, y con Xbox en el apartado de juegos de video.

Seguridad: No sólo la seguridad es importante en el hogar, sino que también lo es en una pequeña y mediana empresa. Windows 10 tiene un nuevo enfoque de protección, con constantes actualizaciones para su sistema de antivirus y firewall; y ofrece Windows Defender, Windows Update o Smart Screen como sus principales herramientas para eliminar cualquier posible amenaza, sin optar por soluciones externas.

Además, se podrá ver un soporte de tecnologías de autenticación multi-factor junto a la colaboración de la FIDO Alliance, para permitir la autenticación biométrica a través del sistema de registro de voz Windows Hello.

Modo de múltiples escritorios.

Múltiples escritorios: El nuevo sistema operativo permite activar la opción de múltiples escritorios. Se podrá interactuar en el escritorio principal y en uno nuevo, en donde se verán otras aplicaciones abiertas. Esto, por ejemplo, puede ser útil para trabajar con diferentes programas en una empresa y mantener un orden en el apartado de apertura de varias apps, ventanas o sistemas.

Rendimiento: Esta versión del sistema es más versátil y veloz que Windows 7 o Windows 8.1. Por ejemplo, con el sistema recién instalado, una PC de escritorio de nueva generación o una laptop, podrá iniciar en menos de 30 segundos. Por otro lado, si se ve desde el punto de vista del consumo de memoria RAM, el sistema logra un mayor provecho de los recursos ya que con una PC con 2 GB de RAM, se usará entre 400 y 700 MB con el sistema abierto.

Continuum y modo tableta: En este apartado se ve la convergencia que ha decidido tomar la empresa para todos los dispositivos, ya que con Windows 10 logró un sistema similar a las webs llamadas “responsive design”. De forma sencilla, el sistema permite pasar del modo escritorio al modo tableta; y se adapta a la perfección a cualquier tamaño de pantalla.

“Este es nuestro mejor Windows y estamos ofreciendo la actualización gratis con el objetivo de lograr 1.000 millones de usuarios en el próximo par de años”, dijo Will Dixon, directivo de marketing de Windows.

¿Cómo migrar a Windows 10 y que requisitos se necesitan?

Antes de la migración, es necesario mencionar que el sistema requiere un procesador de 1 GHz o más rápido, junto a 1 GB de RAM para 32 bits o 2 GB para 64 bits. Por el lado del almacenamiento, se necesitará 16 GB para la versión de 32 bits o 20 GB para 64 bits; y una tarjeta gráfica compatible con DirectX 9 o posterior con un controlador WDDM 1.0.

La instalación del sistema se puede realizar de dos maneras. Si se elige el proceso gratuito para usuarios de Windows 7, 8 y 8.1 original, es posible la migración mediante la notificación de actualización que aparece en la barra de tareas, cercana a la zona del reloj. Mediante la suscripción por email de Windows Live y luego una serie de pasos, será posible actualizar el sistema. Hay que tener en cuenta que luego de reservarlo, para evitar el colapso, la migración se irá completando de forma gradual en diferentes lugares.

Si bien permite mantener archivos y configuraciones, se recomienza hacer backup de los archivos importantes (Fotos, sistemas de correos, música, videos, documentos, etc).

El sistema también estará gratuito para los usuarios que ya se habían registrado como Insider Preview y fueron probando las versiones beta; o se podrá adquirir mediante la compra física o digital en tiendas, con un precio que será US$ 119 en las versiones Home y US$ 199 para la versión Pro. También vendrá pre-instalado de forma OEM con la compra de dispositivos móviles o de escritorio en cadenas de retail.

Fuente: Blog de Windows, Enfasys, Corporateit.